domingo, 21 de junio de 2009

Ventajas con respecto a similares:

Las principales razones por las que este material está siendo cada vez más demandado responden a sus cualidades que imitan las ventajas de la madera, y a la vez dejan fuera sus desventajas. Así, podemos decir que es un producto con resistencia y solidez, un material liviano, precisión dimensional, rapidez de construcción, eficiencia y economía, durabilidad, resistencia al fuego, aislamiento térmico, y preocupación por el medio ambiente tanto del producto como de su proceso de fabricación.

Las principales ventajas se refieren a una mayor simpleza en la instalación en la construcción, siendo un producto más limpio, fácil de manejar, dúctil y rápido que se puede cortar fácilmente con serrucho de mano o sierra de huincha eléctrica, se puede perforar, ranurar, lijar a objeto de alcanzar las formas deseadas, pareciéndose así a la madera, además de simplificar las instalaciones de ductería eléctrica.
Colocación de Hormigón Celular:

video

Propiedades:

Poca conductividad térmica:
Una de las principales características del Hormigón Celular es ser un muy buen aislante térmico. Esto lo logra a través de su estructura molecular. El aire, es el mejor aislante térmico. Al aprisionarlo en miles de células independientes unas de otras, el bloque de este material crea una barrera contra el frío, tal como lo haría un chaleco grueso de lana.
Aquí encontramos otra cualidad importante como lo es el ahorro, tanto de energía como económico, ya que se hace innecesario cualquier gasto en materiales aislantes adicionales.


Resistencia al fuego:
Las exigencias de la normativa vigente en Chile obligan a regular las posibilidades de incendio en edificios (NCh 935/1 Of. 97). Los bloques de Hormigón Celular, al ser fabricado con materiales minerales no contiene materias combustibles, por lo que es resistente a altas temperaturas por un período más prolongado que cualquier otro producto utilizable para la construcción. Una pared, de Hormigón Celular con un espesor de tan sólo 15 cm, permanece intacta luego de 3 horas sometida a temperaturas extremas de un incendio (+ 1.200 ° C).


Resistencia a la humedad:
El Hormigón Celular presenta una absorción total final inferior a la albañilería tradicional de ladrillo cerámico y del hormigón armado tradicional. Esto debido a la presencia de celdas esféricas cerradas, distribuidas homogéneamente en su estructura, determina una baja capilaridad y absorción de agua de las unidades de Hormigón Celular.


Durabilidad y Resistencia mecánica:
El Hormigón Celular resiste condiciones climáticas extremas. Esto debido a que sus materiales le otorgan valores como la resistencia a la humedad y a los ciclos de congelación y deshielo. Además, se está en presencia de un producto libre de plagas, pues es superior a otros en cuanto a la formación de hongos, ataques de insectos y la acción de elementos químicos.
Lo anterior permite que las construcciones hechas en base a este tipo de material puedan cumplir con las normas NCh. 2432 y NCh. 1038.


Aislación Acústica:
La estructura de los bloques de Hormigón Celular al aprisionar millares de burbujas de aire independientes, unas de otras, formando un colchón natural de aire, constituye una barrera contra las ondas sonoras. Los ruidos del interior y exterior se atenúan considerablemente. Por ejemplo, un muro construido con bloques de este material de 15 cm. de espesor garantizan un índice de comportamiento acústico de 39,2 dB(A).


Proceso productivo ecológico:
El Hormigón Celular es de color blanco. Éste se obtiene mezclando cemento, arena de sílice, cal y agua, incorporando al final del proceso de amasado un agente expansor y polvo de aluminio, que al reaccionar genera la formación de millones de burbujas de aire al interior de la masa. Otra de las cualidades es que se dimensiona de acuerdo a medidas estándar o a requerimientos del cliente, con máquina de corte especial. Luego se somete a un curado de alta presión en autoclave, 9 a 10 kg de presión y una temperatura de entre 170 y 190 °C, de vapor de agua durante 12 horas.


Al terminar el tratamiento en autoclave se da fin a la fabricación, siendo éste un procedimiento que consume poca energía. Los eventuales recortes son reutilizables, lo que le otorga un plus reciclable. Así, tanto el producto final (Hormigón Celular) como el proceso productivo del mismo responden a una responsabilidad de la empresa para con el medio ambiente.


Los hogares que utilizan Hormigón Celular necesitan consumir una mínima energía para controlar la temperatura, hecho que produce hasta un 50% de ahorro energético, disminuyendo las emisiones de CO2 a la atmósfera. Además, las obras ejecutadas con este material son limpias, secas y producen muy poco desperdicio. No contiene sustancias tóxicas ni produce ningún tipo de polución, por lo que no representa peligro para la salud de las personas o del medio ambiente.

domingo, 14 de junio de 2009

Historia:

El hormigón Celular nace en 1914 en Suecia cuando mezclaron cemento, cal, agua, arena fina y aluminio. Esta mezcla fue secada en una cámara de vapor presurizada obteniendo el material que hoy es conocido como hormigón celular. En Europa se comenzó a utilizar en forma masiva después de la Segunda Guerra Mundial, expandiéndose luego a otras partes del mundo tales como Japón, Rusia, Sudeste Asiático y Estados Unidos.

En Europa se estima que se construyen alrededor de 500.000 de casas individuales cada año a base de este material. Por lo general, se utiliza más en los países de Europa del Norte. En España la introducción de este material fue más lenta a causas de motivos culturales. Por ejemplo la habitación es aislada por dentro en España, mientras que en Alemania se aísla por fuera. La diferencia del aislamiento interior y del exterior, es que el aislamiento interior en término energético es menos eficiente, por la transmisión del calor por los puentes térmicos, es por ello que representa un 40% de pérdida energética. La ventaja del hormigón celular es que no necesita ningún aislamiento interior complementario. Posee una estructura alveolar que contiene millones de micro células de aire, los cuales permite que este material se aísle térmicamente, la cual es una de las propiedades principales del hormigón celular. Este material tiene un potencial enorme de masificación en Chile precisamente por ser un país sísmico y sobretodo porque ofrece una solución constructiva integral, poniendo al alcance un sistema altamente eficiente, limpio, rápido y versátil. Por otro lado, debido a la importancia que está adquiriendo en el país el concepto energitérmico, que busca fomentar un ahorro de energía, se proyecta que el Hormigón Celular será el único material que por sí solo podrá cumplir las exigencias normativas de los próximos años.

¿Qué es el hormigon celular?


El hormigón celular es también conocido como hormigón espumoso o aireado, consiste en un material de construcción muy liviano, destinado a la obra gruesa. Es producido a partir de arena de sílice, cal, cemento, agua y un agente expansor en base a aluminio, el cual determina la expansión de la masa por la formación de millones de burbujas de aire uniformemente distribuidas en la mezcla. Todos estos componentes, molidos, se vierten en moldes, donde el polvo de aluminio reacciona con la cal formando hidrógeno, dando lugar a millones de pequeños poros que expanden la mezcla.